7 COSAS QUE NECESITA TU BEBÉ (Y CUALQUIER BEBÉ) PARA JUGAR

7 COSAS QUE NECESITA TU BEBÉ (Y CUALQUIER BEBÉ) PARA JUGAR

Cuando mi hijo mayor cumplió un mes, sentí la necediad de correr a comprarle juguetes.

No tenía idea de qué comprar, así que compré un montón de cosas que prometían «estimularlo», «enseñarle cosas», «ayudarlo»… Aún no sé exactamente ayudarlo a qué, pero me lo creí completamente.

Compré cosas aparatosas, coloridas, con mil funciones… Ahí las tuve mucho tiempo, forzando a que sirvieran. En un principio insistí en ofrecerlos, creía que realmente las necesitaba.

Hasta que noté cuánto lugar ocupaban, en espacio físico y en mis expectativas erróneas.

Ah, y en el estado de cuenta de mi tarjeta.

En un momento aprendí a observarlo. Vi su interés por los elementos cotidianos y por arrastrarse por el piso. Y de los juguetes que tenía, siempre elegía los más simples.

Así que investigué. Fui aprendiendo a ver el mundo de otra manera.

Al fin supe qué no precisaba realmente ninguna cosa aparatosa, y vi qué era lo que realmente necesitaba para desplegar su juego y sobretodo, qué era lo que precisaba para disfrutar.

1- ESPACIO ADAPTADO.

Un lugar cómodo y seguro para explorar y jugar sin riesgos y en libertad. Un ambiente seguro y adaptado, donde pudiera moverse sin estar chocándose todo. Y en dónde lo que se pudiera llegar a romper, no lastimara, ni fuera importante. Es estresante para el niñ@ tener que vivir reprimido. Y para el adulto vivir pidiendo que tenga cuidado.

2- COMPAÑÍA AMOROSA Y CONFIABLE.

No alguien para estar encima, solo un [email protected] a disponible e informado a quién recurrir, y preparado para afrontar respetuosamente todas las situaciones que puedan darse. Que pueda acompañar sin interrumpir y responder sin intervenir.

3- POCOS JUGUETES.

Algún juguete sencillo, sin pilas ni grandes funciones preestablecidas. O simplemente elementos seguros que funcionen como juguetes. Cuanto menos esté diseñado para hacer y ser, mejor. Cuanto menos juguetes tenga, más lo aprovechará y más empeño dedicará a crear su juego.

4- UN CUERPO.

Su propio cuerpo con gran potencial y ganas de aprender (ya viene incluído). Al que se le permita moverse en libertad sin estar prediciéndole el futuro con frases como «te vas a caer», «a la boca no».

5- ROPA CÓMODA O DESNUDEZ.

Comodidad que le permita moverse libremente y explorar con todo el cuerpo.

 

6- NECESIDADES BÁSICAS SATISFECHAS

Necesidades materiales y emocionales cubiertas. Primero lo primero. Es muy difícil ponerse a jugar cuando hay que estar preocupándose por sobrevivir.

7- UN ENCUADRE.

Cada familia tendrá sus reglas propias de convivencia y seguridad incorporadas. Algunas habrá que cuestionar y adaptar, otras permanecerán. Es necesario comunicarlas al bebé como nuevo miembro de esa familia. Como que no se le permite jugar con la cola del perro, que con el agua del water no se le permite jugar pero con la del balde sí, que con harina solo se juega en la cocina, o si se juega con barro después hay que bañarse.

 

En fin, llegué a a descubrir que como díada teníamos todo lo que necesitábamos, que su cuerpo y mente en desarrollo tenían la sabiduría suficiente para guiarme a mí para saber acompañarlo en su crecimiento, siempre cuando le diera lugar a la observación y al trato amoroso.  Y que las condiciones para un juego genuino y saludable, le permitiría desarrollarse en plenitud y sobretodo con felicidad.