Oportunidad de transformarse

Oportunidad de transformarse

El año 2020 ha sido sin dudas un año para transformarse.  Un año que nos regaló la oportunidad de aprender a valorar todo lo que teníamos y nos hacía ricos en cada fiesta tradicional. Nos demostró que lo importante no eran los regalos ni Papá Noel, ni siquiera los destellos en el cielo. Lo importante es compartir la mesa, poder darnos un beso a las 12.00, reunir a toda la familia, jugar con [email protected], y abrazarnos. Estar [email protected], estar [email protected], estar [email protected]
Que todo lo que tuvimos que perder este año nos sirva para apreciar lo que realmente importa. Y el verdadero sentido de celebrar.
Que los regalos sirvan para decirle al [email protected] que nos importa y que nos tomamos un tiempito para hacer, comprar o planificar algo especial para agradecerle por estar en nuestra vida.
Que los juguetes nuevos sean para jugar juntos, para compartir momentos en familia no para acumular, competir o alardear.
Que la comida en la mesa sirva para agradecer todo lo que tenemos y lo que podemos. Para valorar que aún estamos aquí, que somos presente, y que la vida es hoy.
Agradecemos de corazón a [email protected], [email protected], [email protected] y familia por acompañarnos este año tan difícil para [email protected]
Y sobretodo agradecemos a [email protected] [email protected] por ese amor incondicional, por ser [email protected] grandes [email protected], que tan [email protected] han tenido que aprender a adaptarse a una nueva normalidad llena de incertidumbre y caos.
Deseamos que el año que comienza este lleno de luz, que permita despertar y disfrutar en la forma que sea.
¡MUCHAS GRACIAS Y FELICES FIESTAS!