¡Resiste!: tiempo de estar bien

¡Resiste!: tiempo de estar bien

Por falta de tiempo, pero más por falta de energía, me ha costado escribir sobre la situación de cuarentena. Y es que ese ha sido mayormente mi lugar como madre. Sostener. Contener. Estar presente. Y en algún huequito, si es que aparece, o puedo excavar, fluir. Como pueda. Y acá estoy, escapada, escribiendo.
[email protected] [email protected] por [email protected] trabajadores sin laburo. [email protected] comerciantes sin clientes. [email protected] niñ@s sin clases. [email protected] [email protected] sin salud.
¿Quién piensa en las madres? ¿Qué pasa con nosotras y nuestro rol?
¿Quién sostiene a la familia hacinada y temerosa? ¿Quién sostiene a [email protected] niñ@s [email protected] y [email protected]?
¿Quien sostiene al hogar? ¿quién lleva la carga mental y física para que nada se caiga?
Ahí estamos casi siempre las madres, en la sombra haciendo un trabajo duro, invisibilizado, inmenso. Imprescindible.
Y hoy te quiero decir, que tus sentimientos son válidos. Que está bien que te sientas agobiada, como un bicho queriendo escapar del agua. Porque estás encerrada con lo que más amás, pero estás cansada. Y está bien.
Hoy es tiempo de resistir. De aflojar con tantas expectativas y mandatos. De quedarte en pijama, de acurrucarte en la cama. De encerrarte en el baño a llorar o a reír. No pasa nada si no lavás los platos. Si no hacés los deberes de la escuela. Si tus hijos miran tele más de lo habitual. Hoy, es resistir. Es tiempo de estar bien vos. De perderte en Netflix, de comer comida congelada, de moquear con una novela. Si rezongás un poco más, no te culpes. Pero recuerda que tus peques también están esforzándose por soportar, así que más que nunca, sé flexible.
No es necesario que hagas de maestra, payaso, mister maker y súper chef. Tus [email protected] te necesitan bien. Tranquila. Segura. Feliz. No te deshagas. Es difícil hoy y será peor mañana. El caos está afuera y adentro, necesitas ser calma. Así que resiste. Como puedas. Ya habrá tiempo para el deber ser. Hoy es para abrazar, reír, dormir. Relájate. Las cosas que parecían graves ayer, no lo son hoy. Disfruta los pequeños lujos que puedas darte, permítete más. Mira a tus [email protected] y aprecia como crecen. Valora. Agradece. Puedes quedarte. Siéntete libre. Respira. Si vos estás bien, todo mejora.

¡Resiste!

Mariana